Compartir Publicación
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

En el subgénero del rock duro; rock pesado o hard rock, siempre se ha tendido un manto de dudas y estigmas acerca de la mala influencia que este podría tener sobre sus consumidores, en su mayoría jóvenes y por esto a sido victima de ataques en muchas ocasiones por sectores “conservadores” de nuestra sociedad.

Entre otras cosas se le ha tratado como música violenta hecha para desadaptados o para animales (bueno de eso no hablaremos en esta oportunidad), en esta pasada les mostraremos el lado amable de este estilo musical, la genialidad llevada a su expresión máxima; las ‘Power Ballads’; ya que una de las cosas mas difíciles de lograr en la música es precisamente la de componer canciones que lleguen a la medula.

Estas canciones llamadas también “cebolleras” o “cogote de goma” por aquellos radicales del rock, y que defendían la rudeza del genero (por lo cierto respetable) renegando completamente de estas melodías. Ya que como se dijo anteriormente eran y son difíciles de lograr con resultado optimo ya que canciones románticas hay muchas, pero sin trascendencia, y nuestros amigos melenudos y rebeldes de los 80´s se encargaron de demostrar que ellos eran los maestros en la materia creando hermosas composiciones con grandes arreglos musicales; letras emotivas y desbordando talento a destajo.

Músicos deslumbrantes, guitarristas con técnicas increíbles y por supuesto la voz de aquellos carismáticos que de pasada se transformaron en ‘rockstars’ y ‘sex simbols’ destacados.

Por esta razón les dejamos un listado con algunas de las mejores power ballads del rock que nos dicen que no todos los roqueros se van al infierno.