Compartir Publicación
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Eddie Munson, el personaje interpretado por el actor británico Joseph Quinn que se ha robado los corazones de millones de fans sigue entregando datos sobre su creación.

¿Quién es Eddie Munson en Stranger Things 4?

En caso de que todavía no hayas visto los nuevos capítulos de esta exitosa serie retro de Netflix, te advertimos que podrías encontrar algunos spoilers en este artículo.

Eddie Munson ha llamado la atención de los fans y se trata de un joven que simplemente es un poco diferente a los demás, lo cual podría meterlo en muchos problemas (ya que se le relaciona con algunos cultos satánicos). Por tanto, Eddie se convertirá accidentalmente en una de las muchas víctimas de Vecna.

Todo comienza cuando Chrissy es perseguida por el villano del show, que la hace tener alucinaciones. Es así que, en un intento desesperado por despejar su mente, la guapa y popular porrista busca el apoyo de Eddie Munson(quien le da algunas drogas). Poco después, en un momento desafortunado, el personaje de Jospeh Quinn es testigo del brutal asesinato de Chrissy (convirtiéndose así en el sospechoso más fuerte del asesinato, pues además de ser la última persona que se reunió con ella, su extraña apariencia lo hace ser muy sospechoso para la policía).

Munson sabe que nadie creerá en su inocencia, pero descubre que Max, Dustin, Lucas, Steve, Robin y Nancy son los únicos que pueden ayudarlo (porque solo ellos saben qué está realmente pasando en Hawkins). Recordemos que la policía considera que Eddie es el culpable (sin cuestionarse), ya que es conocido como ‘el diablo’ y es fan del juego Hellfire Club.

El primero de los 3 de Memphis

Ahora bien, ya que conocemos en resumen la historia de este personaje, eso nos sirve de contexto para hablar de Damien Echols, quien a los 18 años fue acusado por tres asesinatos en Arkansas, Estados Unidos.

Steve Branch, Michael Moore y Christopher Byers fueron los infantes de 8 años asesinados y sus muertes se hicieron muy famosas, debido a sus extrañas irregularidades. Los cuerpos de los niños fueron encontrados desnudos en un arrollo (con signos de violencia) y Damien fue el sospechoso número uno debido a su extraña forma de vestir y a su historial de rebeldía.

Finalmente, sin pruebas verdaderas y contundentes, la policía de aquel estado condenó y juzgó a Damien Echols junto a dos de sus amigos (Jason Baldwin y Jessie Misskelley Jr.), en 1993. Una historia que les contamos en el pasado en «Los 3 de Memphis»