Compartir Publicación
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Simone Simons y la Inteligencia Artificial: «El arte debe ser creado con sangre y carne reales»

Al menos en lo musical, los mismos músicos no han quedado fuera del debate y ahora en una nueva entrevista con el medio EMP, la vocalista Simone Simons de Epica intervino en una conversación sobre las personas que usan un generador de música de IA como herramienta para crear melodías, armonías y rimas basadas en algoritmos y Machine Learnings.

«Hablamos de eso entre nosotros en el backstage con nuestros colegas y otras personas creativas» dice Simons. «Algunos tienen preocupaciones más grandes que otros. Yo misma trato de adaptarme lo mejor que puedo. Quiero decir, no puedes detenerlo de todos modos, y creo que deberíamos tratar de usarlo para nuestro beneficio, como podamos. Pero noto que muchos de mis amigos están muy ocupados con este tema, pero trato de no volverme demasiado loca por eso. Creo que, al final, los humanos necesitan humanos y el arte debe ser creado por carne y sangre reales «.

Ella continuó: «Uno de los miembros de nuestro equipo usó la voz de Pink para cantar ‘Abyss Of Time’ y me la envió, como, ‘Mira, Pink está cantando tu canción’» Y al principio ni siquiera reconocí que era Epica. Y luego pensé, ah, es la voz de Pink, pero aún así, escuchas que no hay alma en ella; todavía suena artificial. La emoción, no puedes fingir eso, creo. Pero puedes escribir letras. Entonces, para los holandeses [que celebran] Sinterklaas [fiestas navideñas] donde tienes que escribir pequeñas rimas para toda tu familia y amigos y trabajas una semana entera todas las noches, puedes pedirle a la IA hacerlo por ti.»

La cantante de Epica agrega: «Pero para mí, una de las cosas buenas, además de cantar, es escribir letras. Hasta ahora, cada vez que escribía letras, pedía diccionario de sinónimos o RhymeZone [diccionario de rimas y diccionario de sinónimos]. que en cierto modo ya es un poco de trampa, supongo. Pero mis letras seguirán viniendo de mi extraño cerebro».