Compartir Publicación
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Yngwie Malmsteen y Jeff Scott Soto se pelean en redes sociales, como si de adolescentes se tratase.

El ex cantante principal de Yngwie Malmsteen, Jeff Scott Soto, reveló un incidente que le sucedió el 19 de mayo en un club en el sur de California. Soto dijo a Instagram: “¡Aquí hay una historia divertida! Esta noche fui al Canyon Club, mi lugar favorito durante los últimos 21 años y donde todos me conocen… de hecho, fui a ver a una de las bandas teloneras. Dudé en ir porque una ex jefe era la actuación principal de la noche pero no tenía la intención de quedarme… bueno, el caso es que escuchó que yo estaba allí y amablemente me dijo que si me quedaba cancelaría el show… ¡Ahora sí que lo he visto todo!

Salí del lugar como era mi intención, pero todo es bastante gracioso. Solo quería compartir la ridiculez de esto que aún continúa en 2022. ¡Me reí todo el camino a casa! ‘Al día siguiente, YNGWIE MALMSTEEN declaró a través de las redes sociales: «Mmmm … Creo que algunas personas están inventando cosas para estar en nuevamente los medios. ¡Chicos, no crean esta mierda inventada por gente que busca visibilidad! Para mí, él no es lo suficientemente importante como para hacerme cancelar un show frente a mis fans. También mi agente me dijo que se coló allí sin pagar, así que la seguridad lo echó. Algunas personas inventan historias… se presentan en mi show, los echan los de seguridad porque se colaron en el club SIN PAGAR, luego inventan una historia para tratar de atraer la atención de los medios… algunas personas están enfermas. DEJEN de acecharme y busquen ayuda.”

A todo esto, Jeff Scott Soto respondió: “Aclararé algunas cosas y luego dejaremos esta historia a un lado. Dios no permita que ALGUIEN piense que estoy tratando de llamar la atención a través de la prensa.

Publico mi pasado en las redes sociales para celebrar y compartir el orgullo que tengo por lo que he hecho musicalmente durante las últimas 4 décadas. No necesito subirme a la ola de nadie, acechar o tratar de obtener apoyo a través de la prensa, tengo mi música y las cosas que hago ahora. Todo lo demás que comparto es una celebración, nada más, nada menos.

Fui a un club que he frecuentado con frecuencia durante los últimos 21 años. He tocado en este lugar más veces de las que puedo recordar o contar y sé todo lo que ha pasado y está pasando allí desde que entré por esas puertas por primera vez en 2001. No me ‘colaba’ en un concierto desde 1988 cuando vi un jam que Prince había organizado en un lugar desconocido del que me había enterado y pude entrar 15 minutos antes de que terminara de tocar. No necesito colarme en el local para no pagar. ¡Tengo 56, no 16!

Finalmente, fui a este lugar para ver tocar a alguien que es muy cercano y querido para mí. Cuando supe quién era el cabeza de cartel, decidí que era mejor no ir, porque no quería causar problemas de ninguna manera. Entonces decidí irme pero dejar el club antes de que comenzara el cabeza de cartel, porque de todos modos no tenía interés en ver esa parte de la noche.

Si alguien ha estado prestando atención a las entrevistas, los discursos de premiación e incluso a mis redes sociales donde he declarado en numerosas ocasiones que todo lo que quiero en mi vida es paz, sin enemigos, sin desacuerdos ESPECIALMENTE con ALGUIEN de mi pasado, sabrán que para mi, mi intención es SOLAMENTE no llevar los problemas del pasado conmigo. Siempre ofrezco paz y sigo celebrando mi pasado de manera positiva y quiero que todos sepan que quiero compensar a cualquiera que tenga o haya tenido problemas conmigo. ¡Si esto es ‘enfermo’, entonces llévame a una clínica psiquiátrica de inmediato!»