Compartir Publicación
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El episodio 1×05 de ‘El libro de Boba Fett’ ha causado auténtica sensación entre el fandom. La irrupción de Din Djarin ha sido el revulsivo que necesitaba la ficción. Los seguidores han disfrutado y analizado cada detalle de cada escena del cazarrecompensas. Y entre ellos han llamado la atención un nombre que es clave para toda la mitología de ‘The Mandalorian’, el de Tarre Vizsla, creador del Sable Oscuro (Darksaber).

En el quinto capítulo puede verse que Mando se reúne con algunos de los pocos quedan de su tribu.
Solo están él, la Armera y otro mandaloriano llamado Paz Vizsla. Este se interesa particularmente por
el sable oscuro, al ver que Din lo empuña. La armera, líder de la tribu, aprovecha la ocasión para
recordar la historia de cómo se forjó.

Símbolo de liderazgo entre los mandalorianos, fue el mandaloriano Tarre Vizsla, un humano que
también era un caballero jedi, el que creó el arma. Precisamente Paz es descendiente de su clan.
Ahora bien, surge una pregunta, ¿quién fue Tarre Vizsla?

Poco se sabe del forjador del sable oscuro, aunque resulta una figura fascinante. Su infancia está
ambientada durante la época de Antigua República y fue el primer mandaloriano en ingresar a la
Orden Jedi. Pasó de ser un Padawan para convertirse finalmente en un caballero Jedi, creando el
Darksaber con su hoja negra de forma y propiedades singulares.

En un movimiento inusual para un Jedi, volvió a Mandalore para liderar el clan Vizsla y el sable
oscuro se convirtió en un símbolo de autoridad y poder. Terminó siendo el Mand’alor, líder de todos
los mandalorianos. Ahora bien, nadie ha explicado qué le llevó a abandonar la Orden Jedi. ¿Acaso
terminó siendo tentado por el lado oscuro?

¿Quizás se produjo una ruptura amistosa y los Jedi aprobaron esta nueva facción política? Después
de todo, la historia de la Antigua República incluye varios conflictos bélicos entre Jedi y
mandalorianos. El primero de ellos fue el que motivó a los mandalorianos para diseñar un
armamento específico capaz contrarrestar las habilidades de sus oponentes jedi y su dominio de la
Fuerza, como sus brazaletes y armaduras beskar, las cuales son capaces de resistir los envites de las
espadas láser.

Tal vez los Jedi permitieron que Tarre Vizsla entrase en su orden como gesto de buena voluntad, un
símbolo de unión entre los viejos enemigos, que no llegó a buen puerto, es un agujero argumental
que la saga ‘Star Wars’ puede completar en las novelas y cómics de ‘La Alta República’, franquicia que
comenzó la publicación de sus títulos el año pasado y a la cual que le quedan varios proyectos en el
tintero.

Hay que recordar que tras la muerte Vizsla el sable fue custodiado en el Templo Jedi hasta que fue
robado por miembros de la propia Casa Vizsla durante la caída de la Antigua República. Con él los
Vizsla llegaron a unificar y tomar el control de todo Mandalore y desde entonces fue pasando de
generación en generación dentro del pueblo mandaloriano, que debe ganarlo en combate para ser su
legítimo poseedor. Y así fue hasta que en las Guerras Clon cayó en manos de Darth Maul y, desde
entonces, ha estado fuera del control de los mandalorianos y de su planeta… hasta que regresó a
manos de Bo-Katan Kryze.