Compartir Publicación
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El telescopio James Webb acaba de demostrar que es capaz de detectar signos de vida en exoplanetas

Los elementos que componen la vida tal y cómo la conocemos están regados por todo el Universo. Después de todo, en cuanto a los elementos químicos que componen nuestros cuerpos no son tan especiales, ya que estos son de los más abundantes. El punto clave es que necesitan unirse y formar estructuras más complejas. La pregunta es, ¿cómo sabemos si ciertas características indican la presencia de vida?

El nuevo telescopio espacial James Webb puede hacer muchas cosas, desde ver objetos cercanos del Sistema Solar hasta las galaxias más remotas a miles de millones de años luz. Eso no es todo, también puede determinar la composición química de las atmósferas de los exoplanetas. Y como sabemos que la atmósfera juega un papel importante en el desarrollo de la vida, aquí puede estar la respuesta a muchas interrogantes. La presencia de vida de igual forma transforma la atmósfera, las observaciones detalladas pueden brindar evidencia de la llamada «firma biológica».

En astronomía es común ver detalles sobre temperaturas y velocidades exactas de cosas que están demasiado lejos para visitarlas, que son poco prácticas para sondearlas y que, en algunos casos, son imposibles de observar directamente. ¿Cómo es posible obtener mediciones tan detalladas como estas? La respuesta es la espectroscopia.

Actualmente se han identificado más de 5 mil exoplanetas en nuestra galaxia, la Vía Láctea, muchos de ellos potencialmente habitables. Hace unos días Webb nos dio detalle de la atmósfera de uno de estos, hablamos del exoplaneta denominado como WASP-96 b, ubicado a 1.150 años luz de distancia en la constelación del cielo austral de Phoenix.

El telescopio espacial proporcionó el espectro de exoplanetas más detallado hasta la fecha. ¡Webb detectó la firma inequívoca de agua, indicios de neblina y pruebas de nubes (que antes se creía que no existían allí)! Significa que el telescopio es capaz de revelar las características de estos exoplanetas con un detalle sin precedentes y si los hay, pronto puede revelar signos de vida.

La espectroscopia consiste en analizar los espectros: los patrones detallados de colores (longitudes de onda) que los materiales emiten, absorben, transmiten o reflejan. No es cosa del otro mundo, en otras palabras, podemos decir que es simplemente un método científico para estudiar objetos y materiales basándose en el color.

No es una técnica propia de la astronomía, también se utiliza en una gran variedad de campos como la ciencia de los materiales, la ciencia de la Tierra, la medicina, la medicina forense, la seguridad nacional y la seguridad alimentaria. Recuerda, no son simples gráficos, en la actualidad es de mucha utilidad; así que puedes sonreír y estar orgulloso de aprender sobre esta joya. Espero que la próxima vez puedas disfrutar más de los espectros.