Compartir Publicación
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

DEEP PURPLE han estrenado un nuevo vídeo para el tema “Nothing At All”.

En otro orden de cosas, el bajista de DEEP PURPLE Roger Glover ha hablado de Ritchie Blackmore en una entrevista con el programa de SiriusXM «Trunk Nation With Eddie Trunk» (a continuación traducimos una transcripción de Blabbermouth).

Cuando le preguntaron si el mal humor de Blackmore y su declarada hostilidad es «algo que creó para generar misterio a su alrededor» o si cree que de verdad es así respondió:

«Creo que ambas. Creo que es así, pero también lo disfruta, le gusta poner a la gente al límite y que le gente no sepa que está haciendo. Supongo que es su personalidad. Pero primero y principal es un músico, y tienes que separar la música del hombre. Porque la música es brillante, era un guitarrista increíble, un autor, un instigador. El iba por su camino, y nosotros estuvimos con él un tiempo en ese camino.

Cuando me dijo que me uniera a RAINBOW, le dije, ‘Bueno, no quiero más cambios, vamos a tener consistencia.’ Eso no pasó, pero era lo que quería.

Es volátil y sigue sus instintos. Cuando me sacaron por decirlo de alguna manera en el 73, en el último concierto no me dijo nada salvo al pasarme en las escaleras, me dijo, ‘no es personal, son negocios.’ Y eso significó mucho porque yo lo estaba pasando muy mal, me estaban echando de la banda más grande del mundo en aquel momento. Para él, fue sincero, no era personal. Siempre me pareció que nos llevamos bastante bien. Nunca hubiera esperado que volviera a mí y me ofreciera producir a RAINBOW. Y ahí es donde estaba cuando hicimos el disco, empezamos sin un bajista, sin un cantante, así que terminé tocando el bajo y componiendo todos los temas con él. Fue cuando el disco estuvo terminado que Don Airey y Cozy Powell me preguntaron que como no estaba en el grupo. Así que supongo que hablaron y me pidieron que me metiera en la banda. Así me uní a RAINBOW. Era una configuración diferente a PURPLE. PURPLE, más o menos, era una unidad democrática, pero RAINBOW era suyo, era el gobernador. Lo entiendo. Cuando volvimos con PURPLE, en “Perfect Strangers”, volvió a ser casi tan democrático como al principio, pero no tanto porque Ritchie estaba acostumbrado a estar al mando.

Ritchie, lo que sea que quiera hacer, lo va a hacer, creo que está en su camino, el camino de su propia creación. Y puedo entender eso totalmente. Cree más en él como artista que como una celebridad.»